big data formacion

Navegar en internet, ver un video en Instagram o publicar un meme en Facebook son actividades que generan miles de datos, lo cual resume la función del big data. Por tanto, en la actualidad la capacidad generarlo es tal que un teléfono inteligente tiene más agilidad o capacidad de procesamiento que la NASA cuando llegó a la luna en 1969 y esto solo es generado por una persona común.

Por otro lado, el auge del Internet de las Cosas ha provocado que cada vez más dispositivos estén constantemente enviando datos desde sus sensores. Incluso, se estima que para el año 2023 habrá 29.300 millones de objetos conectados a internet.

En resumen, se puede afirmar que el término big data hace referencia a cantidades de datos con tal nivel de volumen y complejidad que no pueden ser tratados por el software convencional.

Características del big data

Desde su nacimiento las características del big data se han definido en torno a las denominadas 3V. El Volumen de los datos, la Velocidad con la que estos se reciben, procesan o toman decisiones a partir de ellos y la Variedad de fuentes de los que provienen los datos, es decir, de redes sociales, internet, mensajes de textos, entre otros medios que utilizamos a diario.

Actualmente la cantidad de estas V han aumentado a cinco. Esto se debe a que se ha incluido la Veracidad que implica extraer los datos de alta calidad y dejar de lado los que poseen imprevisibilidad. Por último, completa la lista de cinco V, el Valor que se traduce a la importancia de sacar a la luz los datos relevantes para cada uso concreto y poder rentabilizarlos, sacarles provecho.

¿Cómo el big data se aplica en la educación de los niños?

Una buena manera de que los niños entiendan de qué se trata el big data es viendo su aplicación en el colegio. Cuando el profesor les asigna un trabajo, puede obtener de él así como de cada tarea cientos de datos que se pueden analizar y posteriormente, utilizar para mejorar la forma en cómo se entrega la información en las clases.

Además, es una excelente forma para mejorar la experiencia educativa. Entre las aplicaciones del big data en la educación de los niños, estas son las más importantes:

1. Conocer y satisfacer las necesidades de los estudiantes

El big data facilita las respuestas a preguntas como dónde se ubican las falencias de los peques al momento de aprender, qué puede hacer el profesor para hacer más sencillo su proceso de aprendizaje.

2. Potenciar sus resultado académicos

Con los resultados del punto anterior, los educadores pueden crear o aplicar otras técnicas de aprendizaje que mejor se adapten a cada estudiante. De esta manera, facilita su aprendizaje y mejora o potencia los resultados académicos.

3. Personalizar la educación

Debido a que no todos los niños aprenden con los mismos métodos, con la implementación del big data es posible crear planes individualizados sin que esto represente una carga extra para el profesor. Así se mejora la experiencia de cada niño.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *