El Día del Libro es una fecha muy especial para los amantes de la literatura. De hecho, incluso aquellos que solo leen de forma esporádica disfrutan paseando por las ferias organizadas en la mayoría de ciudades y que hacen que las calles se llenen de stands con las últimas publicaciones. Este año esto será diferente, debido al Estado de Alarma, por que tendremos que comprar libros online, pero las ganas de leer son las mismas…

Según los datos del Barómetro de Hábitos de Lectura y Compra de Libros, realizado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, en España creció el número de lectores el pasado 2019. Los datos revelan que hasta un 70% de la población disfruta de la lectura, una cifra que no alcanzaba el 60% el año anterior.

Si necesitas ideas, inspiración o simplemente quieres informarte de los últimos títulos más destacados, te dejamos algunas lecturas de cuentos y cómics, de lo más interesante.

 

 

 

 

 

 

Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes, de Elena Favilli y Francesca Cavallo

Sin duda se trata de una lectura obligada para las y los peques de la casa. Un libro lleno de biografías de mujeres valientes e inteligentes, que ayudará a todas las niñas a entender que no deben permitir que nadie las encasille y limite y que son capaces de conseguir lo que se propongan. Todo ello con una redacción sencilla y entretenida, inspirada en el lenguaje usado en la narración de cuentos. Una buena lectura para antes de dormir y, sobre todo, para soñar.

Feminismo para principiantes (cómic book), de Nuria Varela y Antonia Santolaya

Un trabajo de referencia para entender no solo el origen del feminismo, sino también por qué es necesario y por qué son cada vez más la mujeres que reivindican sus derechos. En este libro se explican conceptos básicos y actuales que han sido víctimas de discursos tergiversados. Profundiza también en los efectos negativos que la discriminación de género tiene, no solo para las propias mujeres, sino para la sociedad en general.

El asesino sin rostro, de Michelle McNamara

Este es un buen ejemplo de true crime, un género que, sobre todo en televisión, se ha puesto bastante de moda. La autora estuvo años investigando el caso de un asesino y violador que actuó durante los 70 y los 80 en el estado de California, sin que consiguieran atraparlo. Ella se dedicó a hablar con muchos de los investigadores y testigos de los diferentes casos, detectando conexiones hasta ahora no descubiertas y elaborando posibles perfiles. Michelle murió antes de acabar el libro, algo que se nota un poco en la lectura, que puede resultar un poco extraña, pero solo que por el contenido y el trabajo que realizó, vale mucho la pena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *